miércoles, 2 de enero de 2013

Romance fantástico-Jueves literario





Sé y sostengo, que esta casa tiene vida propia y que está enamorada de mí, y aunque se me tache de demente por decir algo así, juro que es cierto…
Desde el primer día, esta casa me sorprendió con su cariño. Sí, sí, cariño… porque todo en ella era amabilidad. Aunque, lo que para mí era fluidez y orden, para mi pareja, empezó a cristalizar en dificultad y caos.

La casa se enamoró de mí, y los celos, la empujaron a odiar a mi pareja. Yo abría cualquier cajón con facilidad pasmosa; mi pareja necesitaba de toda su energía para ese fin. Yo paseaba por ella, como un patinador pirueteando entre los muebles; mi pareja, se daba golpes y chocaba hasta con la cortina del baño. Yo abría la ventana y así se quedaba; mi pareja estuvo muchas veces a punto de ser decapitada… y así, hasta el infinito de posibilidades cotidianas y caseras imposibles, por su extensión, de relatar.

Con el paso del tiempo, yo también he empezado a amarla, aunque cueste creerse.

Hace poco, mi esposa, me comentó que ya iba siendo hora de mudarnos a una casa más grande, porque esta ya le había dado demasiados problemas. ¡¿Cómo voy a confesarle que estoy dividido entre dos sentimientos y que si tengo que elegir, entre el amor de una u otra, no sé cual será mi decisión?!


21 comentarios:

  1. Una casa nueva proporciona una de las grandes alegrías de la vida. El pago de la hipoteca es el gran problema de la vida,,ajajaja
    Felicess sean todos loss díass del año Juji.
    Spaghetti tu fan.

    ResponderEliminar
  2. Así relatado, hasta parece simpática la situación, pero imagínate una película con esta tremenda trama. Uf, qué miedo, y qué locura.
    ...y qué imaginación Juji, te felicito.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. El lugar donde vivir es tan importante como con quien vivir...y si se trata de un lugar tan tiernamente descripto... MASSSSS!!!!

    Recordè una pelìcula de hace mucho tiempo, donde una pareja de recien casados se mudaba a una casa que se iba desarmando. Por lo menos en tu relato, la casa quiere a uno de los dos!!!

    Muy bueno Jujy, divertido y tierno. ¿Nos contaràs el final?????

    besos

    ResponderEliminar
  4. Jajaja Qué bueno. El amor es algo loco.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hombre, es muy fuerte enamorarse de una casa, y más cuando quiere liquidar a nuestra pareja; pero cosas peores se han visto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una buena historia, un tema clasico, generalmente de ciencia ficcion, pero tu relato fantástico está bien logrado.

    ResponderEliminar
  7. Bien dicen que el cariño se pega a las paredes y si estas son sensibles...
    Abrazo de casa nueva.

    ResponderEliminar
  8. Original enfoque del tema y muy bien resuelto. Para que veamos que en el amor todo es posible. Feliz año. :)

    ResponderEliminar
  9. Encantador y original. Ficción de andar por casa, nunca mejor dicho.
    Me dejas la duda de la elección... yo, tampoco sabría que hacer.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Menuda situación pintas en el relato. Y lo malo es que a veces pasa, a uno de los dos le encanta la casa y el otro la odia, pero bueno, las prioridades están claras.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Si entiendo mu bien lo que dice el relato pues si creo y siento y lo he creído siempre que las cosas, los objetos realmente tienen vida, quizás tienen su propia energía que les da el lugar donde se encuentran, no se como explicarlo pero algo parecido me sucede con los objetos, más aun casa o lugares que fueron habitados pues uno mismo les traspasa su propia energía positiva o negativa para que las cosas puedan suceder de buena o mala manera, debo decir que me he identificado mucho con el relato y que me ha fascinado

    ResponderEliminar
  12. Las maravillosas casas que a algunos los encandilan y a otros nos matan... un sentimiento amor-odio le tengo yo cuando me toca darle brillo y lustre. Una visión original que esconde mucho de realidad, así es el mundo de los prioridades...

    Feliz año!! Besos...

    ResponderEliminar
  13. Original y divertido, por lo menos para el lector!
    A mí me ha recordado también la peli "Esa casa es una ruina", asociación de ideas ...
    El amor es así...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Un amor correspondido, y que verdades cuentas, puede parecer ficción, pero no, hay casas así hechas a medida para uno de los habitantes y no para el resto. Yo por si acaso, amo mi casa.
    Besos Juji.

    ResponderEliminar
  15. ¿Cuando nos enamoramos de una casa?.... cuando esta se convierte en Hogar
    Salu2

    ResponderEliminar
  16. Yo también creo que mi casita es la mejor del cosmos y que he tenido suerte en comprar el capricho de un pastoso! Sólo espero que no la tome con el resto de la familia porque la quieren también.

    Un abrazo.

    Debe haber algo en mi blog que no te mola mucho ¿o no te gusta mi café? :)))

    ResponderEliminar
  17. he inventado un modelo constructivo sin esquinas, muebles que no tienen encuentros en ángulo recto si no en curvas delicadas
    Ya se.. ya se, no me crees, En el manicomio tampoco me cree nadie

    ResponderEliminar
  18. Oh, oh, complicada convivencia. Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  19. Hay casas con esa condición. Y habitantes también con la misma condición. Cuando coinciden pasan estas cosas...
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Todo un placer, haber leído vuestros comentarios y vuestras amables visitas.
    Un abrazo entrañable.

    ResponderEliminar
  21. Desde luego, este sí que es el amor más extraño que he visto… Qué bueno, Juji, me encanta tu imaginación desbordante.

    Un beso.

    ResponderEliminar